Infusión de eucalipto

Infusiones » Infusión de eucalipto

Un remedio alternativo para cualquier mal, son las infusiones de plantas naturales como el eucalipto. Aquellas mismas que sueles ignorar en tu día a día, son las que podrían solucionarte en un par de tazas la congestión nasal o catarro. Sin embargo, esta vez tomaremos directamente el eucalipto. Incluso aunque no necesites alguna cura para tus males, siempre es una buena alternativa saludable para una bebida refrescante.

No debes estar necesariamente enfermo para beber una infusión de eucalipto. En cualquier hora, es un té recomendado para evitar otros líquidos que podrían dañarte. Principalmente, la infusión de eucalipto hace de sustituto perfecto para aquellas bebidas con edulcorantes, excesiva azúcar y químicos saborizantes. Algunos ejemplos son las bebidas alcohólicas, refrescos y otros, que el sabor natural del eucalipto puede remplazar.

A pesar de la sencillez que aparenta ser, el eucalipto tiene más usos de los que podríamos imaginar. Tanto para llenar la casa de un delicioso olor dulce y cálido, facilita también cualquier incapacidad respiratoria. Los poderes curativos de esta especie vienen de un árbol australiano, que cuenta con muchas subespecies más. Puedes gozar de su poder en cualquier presentación, sea resina, hojas secas, aceite u cualquier otro.

¿Cómo preparar la infusión de eucalipto?

Tan aromática como ella sola, el eucalipto tiene sus poderes curativos más allá del olfato. Luce con hojas de forma oval y largas, cuando la visualizas en el árbol de su origen. Recomendada para múltiples enfermedades con relación en nariz y garganta, luchar contra las dificultades respiratorias es su fuerte.

Habitualmente se prepara en forma de infusión o té, con su poder descongestionante potenciado al 1000%. Es capaz de erradicar gargantas inflamadas o fuertes resfriados. La forma más sencilla de preparar una infusión de eucalipto son los comunes saquitos de té que solemos ver. Es cuestión de calentar agua en un vaso, poner el saquito y esperar un par de minutos.

Por otro lado, si la preparación es más natural, tendrás a disposición las hojas enteras, pertenecientes al árbol. Puedes colocarla a secar para triturarlas y hacer tu propia bolsita de té. Si no quieres esa opción, puedes cocinarlas y luego simplemente colarlas al servir.

Para qué sirve la infusión de hojas de eucalipto y propiedades

Recomendado en más de una zona por sus propiedades medicinales como planta, se conocen sus milagros en enfermedades que afectan la respiración normal. Afecciones como asma, resfriados o catarros son suprimidas al probar las maravillas naturales del eucalipto. Sin embargo, no límites sus capacidades, entérate para qué sirve y cuáles son las propiedades del eucalipto.

Contrario a lo que podría creerse, el eucalipto no viene usándose desde tantos años atrás. Realmente es reciente en el catálogo de medicaciones naturales, aunque altamente recomendado con especialidad para cierto tipo de personas. Si piensas que puedes sacarle mayor provecho a la planta, entérate de sus propiedades al 100%.

Usando principalmente hojas globulus, pertenecientes a una especie particular, cuenta con sus propiedades indispensables de sanación. Se comprenden de antimicrobianas, antiinflamatorios y los expectorantes. La respiración entra en juego con la antiinflamación, que al ocurrir permite el fácil cambio de aire.

Al tratar antimicrobios, erradica cualquier microorganismo perjudicial para la salud. No admite avances de ningún proceso infeccioso, sea en vías respiratorias (como sinusitis o bronquitis) u cualquier otro lugar. El eucaliptol concentrado cuenta con un mucolítico poderoso que erradica secreciones que contaminan los pulmones. Previene la irritación en los bronquios, siendo también un antitusivo, así que si sufres de tos las hojas de eucalipto pueden ser tu mejor aliado.

Una forma de aprovechar el eucalipto que es casi secreta, es su método aplicable como hipoglucemiante. Consta en bajar los niveles de azúcar que se presentan en la sangre. Es un tratamiento natural y con resultados efectivos, que incluso es usado con frecuencia por los médicos en tratamientos para diabéticos.

Beneficios de la infusión de eucalipto

  • Es de uso sencillo en muchas de sus presentaciones físicas
  • Cuenta con diversas opciones de uso (planta, té de bolsita, entre otros)
  • El propio árbol es liso y gris, la corteza puede separarse sin problema para cualquier otro remedio
  • La identificación de su presencia es sencilla: haz de la hoja verde y el envés en tono grisáceo
  • Cuenta con una flor (otra presentación que puedes usar), que abre cuando madura, dejando a la vista estambres
  • Previene enfermedades respiratorias o de azúcar en la sangre
  • Método perfecto para reemplazar el agua u otras bebidas dañinas
  • Posee un olor muy particular, que funciona como un perfume natural para el ambiente

Contraindicaciones de la infusión de eucalipto

Entre todos los beneficios del eucalipto, no está demostrado que surga algún permanece en el organismo al usarlo. Las contraindicaciones del eucalipto son prácticamente nulas, a excepción de la regla sobre “no sobrepasarse con la dosis”. No obstante, a pesar de toda la información buscada brindada, son conocidos ciertos efectos secundarios ante el consumo en cualquiera de sus presentaciones.

Antes de consumirse o usarse en cualquier parte del cuerpo, el eucalipto debe ser diluido. Como tantos otros aceites, es necesario aplicarlo pasadas 12 semanas de haberlo diluido. Las contraindicaciones al no diluir este aceite, se trata de futuras repercusiones en el organismo.

Si presentas síntomas como mareos, asfixia, debilidad de movimiento, dolor estomacal o náuseas, existe la posibilidad de una intoxicación. Lo ideal es acercarse a un médico para solucionar el problema. Usos en período de lactancia o embarazos debe ser vigilado de cerca. Prohibido a niños con edad inferior a 2 años.

¿Cómo preparar una infusión de eucalipto?

Para preparar una infusión de eucalipto puedes tener varias opciones dependiendo sus presentaciones. En caso de gozar de la más común (hojas propias de la planta), la preparación es mediante un té. Necesitarás tener agua, de 3 a 4 hojas de eucalipto a disposición y una olla. Nada más, recordemos que trata de algo natural.

Receta

  1. Comienza por encender la cocina a fuego lento.
  2. Procede colocando una cacerola con 1 o 2 tazas de agua, dependiendo la cantidad que desees hacer.
  3. Añades las hojas a la cacerola, dejándolas reposar allí hasta que veas burbujas en el agua es decir, que esté haciendo ebullición.
  4. Apagas el fuego y dejas reposar durante 5 minutos adicionales.

Retira el recipiente y permite que tome aire 8 minutos más. Finalmente, puedes sacar las hojas y beber la infusión (preferiblemente tibia).