Infusión de menta

Infusiones » Infusión de menta

La infusión de menta es un tipo de bebida que se utiliza para quitar o aminorar alguna molestia o incomodidad que tengamos a nivel de salud. Esta es una de las maravillosas recetas de la medicina natural que nos dan las abuelas cuando nos sentimos mal. Ven y sigue leyendo para que te enteres sobre las bondades que le proporciona esta planta a tu salud.

¿Qué es la menta?

Es una planta herbácea  familia del grupo de las labiadas, autóctona de las zonas centrales del continente asiático y también en parte del mediterráneo. Esta planta posee un olor muy agradable y da una sensación a frescura. Empleada en varios ámbitos como la gastronomía y la industria en elaboración de productos para la higiene personal, también para fines medicinales y en la aromaterapia.

En oportunidades se tiende a confundir la menta con otras plantas pertenecientes a la misma familia como por ejemplo la hierba buena, la menta verde, la menta chocolate. Dentro de su composición química la menta apenas posee 0,03 gramos de grasa y 0,48 gramos de carbohidratos. Así como también, agua, minerales como magnesio, calcio, manganeso, potasio y vitaminas A, B, C y D.

¿Para qué sirve la infusión de menta?

La infusión de menta sirve para tratar problemas en el sistema digestivo específicamente en casos como espasmos o gases, dolores estomacales.  En el sistema respiratorio ayuda a descongestionar las vías espiratorias de flema, catarros, gripes. Para relajar y conciliar el sueño es excelente ingerir una taza de esta infusión. También como uso tópico de sus hojas en cataplasmas para desinfectar heridas por contar con propiedades antibacterianas y antisépticas entre otras.

Beneficios de la infusión de menta

La infusión de menta es comúnmente utilizada como planta medicinal por poseer magnificas propiedades que la hacen única. Ayuda de múltiples maneras en el cuidado de la salud, entre las cuales están las siguientes:

  1. Digestivas: Esta infusión es ideal  para mejorar el proceso digestivo cuando ingerimos alimentos muy pesados. Su aroma permite la activación de las glándulas salivales para segregar enzimas digestivas, minimizando las náuseas, vómitos, cólicos, la irritación intestinal y los gases.
  2. Mucolítica: A nivel de vías respiratorias mitigar los cuadros gripales por su contenido de mentol  permitiendo descongestionar  la nariz, garganta y pulmones de resfriados comunes, bronquitis, asmas, tos y la rinitis alérgica.
  3. Antiinflamatorias: Alivia los dolores de cabeza, minimiza la inflamación en las piernas, combatir los dolores musculares gracias a su contenido de mentol para uso tópico. Su consumo puede ser en infusión o en cataplasmas en las zonas afectadas.
  4. Anticoagulantes: Excelente para mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular y sanguíneo, permitiendo una mejor oxigenación de la sangre al evitar la producción de coágulos.
  5. Antibacteriana: Posee excelentes propiedades para eliminar las bacterias que causan el mal aliento. También sirve como desodorante de ambiente dejando un agradable olor. Muy eficaz en problemas de la piel como heridas, eccemas, picaduras de insectos, hogos en uñas y pies. Igualmente para tratar las infecciones vaginales y las hemorroides.
  6. Antiprurigena: Ayuda en la aparición de infecciones y picores de insectos como las de mosquitos, zancudos y avispas aliviando la irritación y la hinchazón por el efecto de rascarse constantemente. Igualmente alivia y reduce la aparición de granos en cara y espalda.
  7. Diuréticas: Es un excelente diurético cuando te encuentras en procesos dietéticos para la pérdida de peso, ayudándote a eliminar las toxinas y disminuir el apetito.
  8. Calmantes: Ayuda a conciliar el sueño por ser un relajante y sedante natural, al minimiza los síntomas producto del estrés diario como migrañas, dolores de cabeza y pérdida de la memoria. La menta es muy efectiva para la depresión y la fatiga.

Contraindicaciones de la infusión de menta

A pesar de que es un medicamento natural por excelencia puede tener efectos secundarios. En algunas personas puede ocasionar problemas de acidez, cálculos renales, reflujo gástrico. Se debe evitar la ingesta en niños porque puede causar asfixias por su contenido del mentol.

En el caso de mujeres que amamantan, su ingesta puede reducir el flujo de leche, causar náuseas y heces blandas. También puede ocasionar abortos espontáneos por estimular el flujo sanguíneo en el útero así como también originar irritación dérmica, acidez estomacal, en personas alérgicas al mentol.

Si padece de problemas en la vesícula biliar, puede incitar a causar cólicos o contracciones en la misma. A las personas diabéticas no le es recomendable su ingesta por disminuir los niveles de azúcar y en los hipertensos disminuye el efecto de los medicamentos indicados para su control.

Receta de infusión de menta

Una infusión de menta es un medicamento natural para mejorar los síntomas del resfriado común, es lo que comúnmente recomiendan las abuelas y las mamas para consentirte cuando enfermas. Si deseas preparar tu propia infusión de menta, aqui te daré los ingredientes necesarios y la manera de prepararla paso a paso.

Ingredientes

  1. 4 tazas de agua.
  2. 1/2 tazas de hojas de menta (o una bolsita de infusión de menta Mercadona).
  3. ¼ taza de Azúcar o cualquier otro edulcorante de su preferencia.

Preparación

Toma un recipiente y agrega el agua que llevaras a la cocina para que hierva.  Lava las hojas de menta,  remueve los tallos y corta las mismas. Cuando comience a hervir el agua coloca las hojas de menta en el recipiente y deja hervir por aproximadamente unos 5 minutos. Retire de fuego para que repose por 10 minutos. Sírvase en una taza y endulce con azúcar, miel  o cualquier edulcorante a su gusto.