Infusión de rosa mosqueta

Infusiones » Infusión de rosa mosqueta

La rosa mosqueta es un arbusto de la familia de las rosáceas, cuyo nombre científico es Rosa eglanteria, y actualmente es muy usado en diversas áreas, especialmente para fines medicinales y terapéuticos. Aunque es originario de Europa del Este, ya su cultivo se ha extendido a casi todo el mundo, tomándose en infusión.

Generalmente escuchamos hablar de ella para cremas, aceites y lociones. Lo que muchos ignoran es que la infusión preparada con este arbusto es muy beneficiosa para el organismo, una vez que la incorporamos a nuestra dieta.

Conocida además como el fruto de la juventud, ten por seguro que la infusión de rosa mosqueta te devolverá la vitalidad y la energía que buscas.

¿Cómo preparar o hacer la infusión de rosa mosqueta?

Hoy en día, se puede conseguir las bolsitas de infusión de rosa mosqueta en el mercado. No obstante, también puedes optar por prepararlo de manera natural.

Una de sus bondades es que se hace tanto con la rosa seca o fresca, y en ambos casos es beneficiosa. Para poder conservar intactas sus propiedades y nutrientes, se debe mantener el agua hasta un máximo de 70° C, lo que será la garantía de conservar los nutrientes.

Un punto importante en la preparación de la infusión de rosa mosqueta, es que debes tapar el contenido mientras está en el fuego, para que los vapores medicinales se conserven en el brebaje. También es aconsejable dejar reposar la infusión por espacio de 3 a 5 minutos.

¿Cuáles son las propiedades de una infusión de rosa mosqueta?

La rosa de mosqueta ha sido consumida por diversas sociedades desde la antigüedad, razón por la cual es ampliamente conocidas todas sus excelentes propiedades.

  • Es antioxidante: se le conoce como un fruto que recupera la juventud, debido a que favorece la oxigenación celular y revierte o detiene los efectos del envejecimiento.
  • Es una gran fuente de vitaminas: la rosa mosquete tiene betacarotenos, y una porción muy generosa de vitaminas A, que actúa directamente en la formación de tejidos, y en mejorar la visión. También, ayuda a recuperar la energía.
  • Diurético: coadyuva en la depuración del organismo y acelera el tránsito intestinal.
  • Es regenerador: la rosa mosqueta puede estimular mayor producción de ácido hialurónico, colágeno y elastina que mantienen la piel tersa y suave.
  • Antienvejecimiento: puede contener los radicales libres, lo que detiene el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Es cicatrizante: uno de los grandes usos de la rosa mosqueta es para cicatrizar heridas y marcas, precisamente por el efecto que tiene en el aumento de la producción de colágeno.
  • Elimina manchas y estrías: con el uso constante de la infusión de la rosa mosqueta, las estrías y manchas sobre tu dermis desaparecerán por completo.
  • Mejora la circulación sanguínea: la infusión disminuye la tensión arterial, estimulando la circulación en el organismo.

Beneficios de la rosa mosqueta en infusión

Aparte de sus propiedades y usos comunes, los beneficios que obtendrás con la infusión de rosa mosqueta serán muchos:

Como ya lo mencionamos uno de sus principales beneficios es que tiene excelentes capacidades antioxidantes y rejuvenecedoras. Este aspecto lo ha llevado a ser muy aprovechado en la industria de la belleza y la cosmética.

Su consumo diario potencia el sistema inmunológico, el circulatorio y el digestivo. Otra de sus componentes benéficos es que tiene propiedades que fortalecen el cuero cabelludo, devolviéndole la vitalidad al cabello.

Uno de los usos más usuales es como aliado para combatir el resfriado común, por el contenido de vitamina C de la planta.

La rosa mosqueta también cuenta con propiedades antibacteriales, antiinflamatorias y cicatrizantes. Todos sus elementos van a permitir mantener una salud óptima y un buen funcionamiento orgánico, unido a la belleza de la piel y del cabello que puede alcanzarse con el consumo regular de esta infusión.

Contraindicaciones de la infusión de rosa mosqueta

Aunque esta infusión se ha consumido desde hace siglos, lamentablemente su exceso es perjudicial. El principal problema surge a raíz de su alto contenido en vitamina C. Entonces, en dosis muy altas causa vómitos, diarreas, dolor de cabeza y fatiga generalizada.

Otra contraindicación de la rosa mosqueta es que por sus efectos diuréticos, se debe manejar una ingesta baja en las personas que sufren de hipertensión. Además no es aconsejable el consumo durante el embarazo, ni por niños menores de 14 años.

Receta para la infusión de rosa mosqueta

La infusión de rosa mosqueta, puede prepararse de varias formas, veamos las más comunes:

Rosa mosqueta seca

  1. Para ello, se deben recolectar las flores y lavarlas abundantemente.
  2. Luego recorta el fruto por la mitad y retirar las semillas.
  3. Coloca las mitades ya cortadas dentro de una bandeja y hornéalas por espacio de 30 minutos.
  4. Licua o procesa el fruto horneado, hasta conseguir un polvo homogéneo.
  5. Para la infusión utiliza una cucharada del polvo de rosa mosqueta por cada taza de agua.
  6. Llena la taza con agua caliente y deja reposar por espacio de 3 a 5 minutos, y cuela la infusión.

Rosa mosqueta fresca

También se puede preparar una infusión con los frutos recién cosechados o con una infusión de rosa mosqueta de Mercadona. Sin embargo, el sabor no será tan fuerte y tan beneficioso como el de frutos secos.

La preparación es básicamente la misma. Solo colocas un puñado de rosa mosqueta por cada taza de agua caliente, y dejas el contenido en reposo para que absorba los nutrientes de la planta por lo menos unos 5 minutos.

Puedes endulzar la infusión con miel o un poco de azúcar morena según tu gusto.