Infusión de valeriana

Infusiones » Infusión de valeriana

El ritmo de vida agitado y marcado por una rutina de extensas horas de trabajo, junto a los problemas personales y preocupaciones, da como consecuencia la dificultad para conciliar el sueño o dormir las horas necesarias para sobrellevar la vida.

De las generaciones pasadas o nuestros familiares más longevos, es común escuchar “toma un poco de té que eso le hará dormir”. Parece una buena alternativa, pero ¿cualquier tipo de té? Si investigas un poco, podrás observar que hay una cantidad inmensurable de hierbas para hacer infusiones y no todas son idóneas para la conciliación del sueño.

Una de las más destacadas para alcanzar un sueño profundo e incluso, calmar los nervios y la ansiedad, es la valeriana. Esta hierba se puede consumir por medio de una infusión que se realizan en poco tiempo y solo con un poco de la raíz.

Si quieres detener esas noches en las que el insomnio te consume y los pensamientos negativos fluyen incansablemente, sigue leyendo y aprende cómo hacer una infusión de valeriana.

¿Cómo preparar la infusión de valeriana?

El ingrediente fundamental para nuestra infusión de valeriana es la raíz o algunas hojas de la planta. En el caso de que quieras plantarla en tu jardín y tener valeriana por largos períodos, puedes ambientar la zona con algunas condiciones de temperatura y superficie.

Pese a que la manera más efectiva para el crecimiento de la valeriana en el jardín es por medio de la raíz o de una planta adulta, también puedes hacerlo con un sobre de semillas de valeriana.

La mejor manera de ambientar el terreno para su cultivo es disponiendo de agua o humedad a la zona. Si bien la valeriana es una planta que requiere de humedad, tampoco se trata de estancar la tierra con charcos de agua.

Planta la raíz o las semillas en una zona en que la luz se exponga directamente, aunque la valeriana también puede crecer rápidamente a semisombra. Procura regarle un poco de agua todos los días y observa su progreso, ya que la planta estará lista para usar en un infusión cuando empiecen los primeros brotes de la flor. Con tener algunas hojas de valeriana en tus manos, ya tendrás lo necesario para hacer un té relajante.

Receta de la infusión de valeriana

Ingredientes

  • 5 hojas de valeriana, un trozo de raíz o una bolsita de valeriana de Mercadona, aproximadamente 10 g
  • 1 taza de agua

Preparación

  1. Toma una cazuela de aluminio o acero inoxidable y vierte la taza de agua.
  2. Pon a hervir a fuego medio.
  3. Cuando el agua empiece a hervir, agrega las hojas troceadas de valeriana. En caso de que estés utilizando la raíz, rállala y tapa, dejando cocer por unos 5 minutos o cuando el agua alcance cierta coloración.
  4. Una vez pasado este tiempo, apaga el fuego y deja reposar por 5 minutos más para que las propiedades de la valeriana se asienten.
  5. Cuela con un colador de acero inoxidable (esto mantendrá el sabor) y si quieres endulzar un poco, agrega miel, ya que este ingrediente va a potenciar los beneficios de la valeriana.

¿Para qué sirve la infusión de valeriana?

La valeriana es uno de los somníferos o hierbas para relajarse y dormir por excelencia. De hecho, se puede encontrar su presentación en gotas en farmacias de medicamentos naturales.

La ingesta de una o dos tazas de valeriana al día proporciona a nuestro organismo de diversos efectos que nos ayudarán a mantener nuestra sanidad mental y física:

  • Calma los nervios. La valeriana es ideal para calmar la ansiedad y los nervios, por lo que es muy recomendada para quienes deben presentarse con frecuencia ante el público y aún padecen de pánico escénico.
  • Sueño profundo. Si tienes muchos problemas para dormir o una vez que logras hacerlo, solo es por unas pocas horas, la valeriana te hará sumir en un largo sueño, ya que inhibe los dolores de cabeza y migrañas.
  • Ataca la taquicardia. Si a diario tienes palpitaciones generadas por situaciones de estrés o preocupación, la valeriana regula y estabiliza las mismas.
  • Mejor estado de ánimo. El efecto tranquilizante de la valeriana también estimula la serotonina, hormona encargada de proveernos de las emociones más intensas como la alegría y motivación. Si sueles sentirte triste o mentalmente agotado, toma unas 2 tazas de té de valeriana al día.

¿Cómo actúa la valeriana en el cuerpo?

El efecto somnífero y relajante de la valeriana se debe a que actúa directamente en el neurotransmisor GABA, el cual se encuentra en el sistema nervioso como un regulador de las emociones. La valeriana aumenta los niveles de GABA, disminuyendo así las hormonas causantes de diferentes padecimientos como estrés y ansiedad.

La valeriana tiene un efecto similar a diversos relajantes farmacéuticos, como el Alprazolam y el Diazepam.

Contraindicaciones de la infusión de valeriana

Si bien esta hierba se recomienda para dormir profundamente y relajarse, su ingesta excesiva o inadecuada puede ocasionar algunos efectos secundarios contradictorios a su objetivo principal.

El consumo de más de 3 tazas de valeriana al día puede hacer que la persona se sienta aún más ansiosa y estresada, por lo que será más costoso conciliar el sueño. De hecho, el consumo regular de esta no se debe hacer sino 30 minutos antes de ir a dormir, ya que la valeriana puede agitar las palpitaciones cardíacas.

Según estudios, pasarse de las tazas recomendadas también puede producir fuertes dolores de cabeza y dolores estomacales.

En cuanto a sus restricciones, no debe ser ingerido por mujeres embarazadas, lactantes y niños menores de 3 años.